La utilidad de una wish list

wish-list-ahorro-facil-minimalismo-zero-waste-ecologia-reciclaje-mexico-tener-una-wish-list-sostenibilidad-consumismo-medio-ambiente

¡Queridos lectores! Es un placer tenerlos aquí.

Algunos de ustedes se han puesto en contacto conmigo después de leer mi post Avisar a amigos y familiares. Me han comentado que a ustedes también les han regalado cosas que no les son útiles o que incluso no les gustan, pero les parece cruel deshacerse de éstas y no hayan qué a hacer al respecto, o mejor dicho, cómo. ¿Cómo decirles a nuestros amigos y familiares, de una manera sutil, que adoptamos un estilo de vida un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar, y que no todo lo que nos dan tiene cabida en ese concepto?

Recibir un regalo incómodo es algo que a todo mundo nos ha pasado, definitivamente.

Creo que no es algo fuera de lo común recibir un obsequio y reaccionar con una sonrisa nerviosa: ay gracias, no te hubieras molestado... jeje.

wish-list-ahorro-facil-minimalismo-zero-waste-ecologia-reciclaje-mexico-tener-una-wish-list-sostenibilidad-consumismo-medio-ambiente
Esteee, esteee... mil gracias, ¿cómo supiste?

Para algunas personas no representa ningún problema, pero para quienes sí y me pidieron un consejo, tengo uno infinitamente útil: crear una wish list.

Una wish list, o lista de deseos (a mucha gente no le gusta usar palabras en inglés dentro del idioma español. A mí sí me gusta 😄 ya lo habrán notado) es una lista donde se enumeran las cosas o servicios que alguien desea.

Se hace llegar a las personas cercanas al beneficiario, con el objetivo de comunicarles que lo descrito en esa lista son las mejores sugerencias en caso de pretender hacer un regalo.

La wish list puede ser una ventaja incluso para quien da, porque evita el suplicio de pensar qué regalar y asegura que el obsequio será apreciado absolutamente.

Ahora, me permito explicar cómo es una wish list à la comodita mood.

Para mí, un regalo útil pertenece forzosamente a una de las siguientes 5 categorías:

  • Querer
  • Necesitar
  • Vestir
  • Leer
  • Comer

Ya está. Nada más. Fin.

No hay categoría “decorar”, “almacenar”, “guardar en un cajón”, “bonito pero inútil”, ni nada por el estilo.

Cuando obsequio algo a cualquier persona, me gusta que lo aprecien verdaderamente, que no les sea un estorbo. Y agradezco enormemente cuando lo mismo va para mí. Un regalo que puede pertenecer a una o más de esas 5 categorías, no tiene falla.

Y es justamente en base a esas 5 categorías como tengo organizada mi propia wish list.

La tengo publicada en mi cuenta personal de facebook como un álbum de fotos.

Sí, ya platiqué en otra ocasión que dejé de usar facebook. Sin embargo no cerré mi cuenta y algo que tengo y mantengo ahí es precisamente mi wish list, ya que es en esa red social donde tengo agregadas a todas las personas importantes de mi vida y quienes son las únicas que podrían estar interesadas en hacerme un obsequio algún día.

Cuando decidí dejar de usar facebook, pensé en pinterest para compartir mi wish list, ¡pero nadie de mis seres queridos usa pinterest! No tiene caso (aunque sí tengo ahí una lista especial con las cosas que me gustaría regalarle a Mr. B).

Pues bien, cuando agrego un nuevo elemento a mi lista, subo una imagen que lo describa visualmente y escribo una descripción breve del mismo, así como todos los detalles necesarios para hacerles a mis seres queridos más fácil la tarea de encontrarlo.

Por ejemplo: me encantan los rompecabezas, que pertenecen a la categoría “Querer”. Tengo subida la fotografía de un rompecabezas, y en descripción lo siguiente:

Mínimo de 1000 piezas.
Si son de segunda mano, asegurarse de que estén completos y las piezas en perfectas condiciones. En cuanto a la caja, es irrelevante si ésta tiene imperfecciones.
Me gustan mucho los paisajes, sobre todo si tienen algunas flores.
Algunos rompecabezas que he visto y me gustan:
http://bit.ly/2kgTxDq
http://bit.ly/2jd6Pit
http://bit.ly/2jlR9HC
http://bit.ly/2kfDaDd
http://bit.ly/2j1zVOA
http://bit.ly/2iRlnGb

Si es algo que se puede comprar en línea, agrego el link que direccione exactamente a la página donde se puede comprar el artículo.

Agrego datos como pueden ser: color deseado, talla, marca, sabor, etc. Soy sumamente específica, para facilitarles la vida a mis seres queridos, y también para beneficio mío.

En mi wish list añado todos los artículos que deseo, sin restricción de precio. Por ejemplo, en la categoría “Necesitar” está mi secadora de ropa que tiene un costo de más de $7,000 pesos. Sé que son muuuuuuuy contadas las personas que desembolsarían una cantidad así para hacerme brincar de felicidad, pero sí podría ser que un grupo de unos 10 familiares y amigos se pongan de acuerdo para reunir entre todos esa cantidad de dinero, $700 pesos por persona quizás, y en una fecha especial me den la sorpresa. Puede ser... (guiño, guiño).

También tengo otras sugerencias de regalos más económicos. Por ejemplo mermelada, en la sección “Comer”. Me fascinan las mermeladas artesanales o gourmet, siempre será un dulce regalo que agradeceré sinceramente, y tiene un costo de $50 pesos por muy cara.

Una buena wish list sirve no sólo para saber qué desea una persona específica, sino también para inspirarse y pensar qué regalar a alguien más. Es cierto que todos somos distintos, con gustos y necesidades diferentes, pero una buena lista puede servir de inspiración, no hay duda.

También sirve como check list para uno mismo, para recordar lo que deseamos (a veces se olvida) y tenerlo bien presente. Si nadie nos regala nada, ya lo obtendremos por nuestra propia cuenta.

Por último pero no menos importante, una wish list no es sólo para informarles a nuestros seres queridos lo que deseamos o para recordárnoslo a nosotros mismos: es también para pedírselo al Universo. Cuando plasmamos nuestros deseos en papel (o de manera digital, en esta era por supuesto que también es válido), se lo estamos solicitando también a Él. Y de verdad que funciona. Lo que sea que necesitemos llegará más temprano que tarde si especificamos todos los detalles. Por eso sugiero que la acción de crear una wish list se haga de manera consciente y segura.

Te agradezco por leerme, y me despido con una pregunta curiosa: ¿qué añadiste a tu wish list? Me gustaría enterarme en los comentarios de este post.

¡Hasta pronto!



No hay comentarios:

Publicar un comentario